Patatas con sepia

Los sepíidos son un orden de moluscos cefalópodos conocidos con el nombre de sepia, jibia, choco o cachón. Son un ejemplo de la modificación de la concha característica de la mayor parte de los cefalópodos: es sumamente reducida y queda oculta bajo la cara dorsal del cuerpo, cubierta por los pliegues laterales del manto.

1 kg de sepia, 1 kg de patatas, aceite de oliva, 200 ml de vino blanco, 30 gr de tomate frito, 2 dientes de ajo, 2 cebollas, 2 sobres de tinta de calamar, sal, pimienta negra molida, perejil.

Pelar y picar los ajos y las cebollas. Limpiar la sepia y las patatas y cortarla en trozos. Calentar el aceite en una cazuela y freír en el los dientes de ajos. Sacarlos y machacarlos en el mortero junto con la tinta, unos granos de sal y el perejil picado. Freír la cebolla en el aceite que nos queda a fuego lento. Añadir la sepia y saltearla. Incorporar el vino y el majado. Sazonar. Subir un poco el fuego y dejar hasta que la sepia este tierna. Añadir las patatas y cubrirlas de agua. Dejar cocer a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas. Corregir de sal. Servir calientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *