Coliflor con ajada

Una receta de toda la vida, muy sencilla y económica y con unos resultados extraordinarios.

1 coliflor, 100 mil de aceite de oliva, sal, vinagre de vino blanco, 6 dientes de ajo, 1 cucharada de pimentón dulce, perejil.

Lavar la coliflor. Quitar el tallo y las hojas exteriores. Ponerla en una cacerola cubierta de agua con sal a hervir hasta que este tierna pero no blanda. Sacar, escurrir y desmembrarla en ramitos. Colocarlos en una fuente. Pelar los ajos y cortarlos en rodajas finas. Poner el aceite a calentar en una sartén y dorar en ella los ajos. Apartar del fuego e incorporar el vinagre y el pimentón. Regar la coliflor con la ajada y añadir encima el perejil picado. Servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *