Lentejas a la hortelana

Las lentejas  a la hortelana son un guiso de legumbres sin nada de grasa, es decir sin chorizo, morcilla, etc… Solo verdura. Una de las maneras mas tradicionales de hacer las lentejas en toda la península.

500 gr de lentejas, 2 ramas de apio, 2 zanahorias, 2 patatas, 1 cebolla, 1 cabeza de ajos, 1 hoja de laurel, 1 pimiento italiano, 1 pimiento rojo, 2 tomates, un chorreon de aceite de oliva, 1 clavo de olor, 1 cucharadita de pimienta negra en grano, sal, pimentón dulce.

Dejar las lentejas en agua al menos 2 h antes. Pelar las verduras y cortarlas en trozos no muy grandes. En una cacerola poner todos los ingredientes y cubrirlos de agua. Hervir a fuego medio hasta que la verdura este tierna. Escurrir las lentejas y añadírselas a la cacerola. Salar, y dejar a fuego suave hasta que las lentejas estén tiernas. Corregir de sal y servir bien calientes.

Salsa brava II

Esta es una de las recetas mas sencillas que conozco, pero no por ello menos interesante. De hecho, la encontré en unos vídeos de pequeños concejos de cocina de Ferran Adria.

2 cucharadas de aceite de oliva, 2 guindillas frescas, sal, 250 gr de tomate frito.

En una sartén ponemos a calentar el aceite y cuando esta caliente, añadiremos las guindillas picadas. Rehogar hasta que las guindillas asten doradas y añadir el tomate y la sal. Llevar a ebullición y pasar por la batidora la mezcla. Ya tenemos preparada nuestra salsa brava. Ideal para las famosas papas bravas.

Croquetas de chocolate blanco y coco

Una receta que se me ocurrió después de hacer las croquetas de chocolate, me sobraba una bolsa de coco rallado y no sabia para que utilizarla. Tras varias pruebas, aquí tenéis el resultado.

100 gr de mantequilla, 150 gr de cobertura de chocolate blanco, 200 gr de harina, 250 gr de coco rallado, 500 ml de leche, 500 ml de leche de coco, sémola, 4 huevos.

En una cacerola poner la mantequilla a fuego medio, cuando este derretida, añadir la cobertura y desleírla junto con la mantequilla. Añadir la harina, el coco y mezclarlo todo. Añadir la leche, la leche de coco y remover constantemente con la ayuda de un batidor. Cuando la masa comience a esperarse y a despegarse de las paredes de la cacerola, estará lista.

En una bandeja poner un chorreón de aceite y extenderlo por toda la superficie. Poner encima la masa y cubrirla con film. Dejar enfriar durante al menos 4 horas en la nevera.  Sacar y formar la croquetas. Pasarlas por huevo y una mezcla de coco rallado y sémola para empanarlas. Freírlas en abundante aceite bien caliente. Servir calientes.