«Pringá»

La «pringá» es una consecuencia después de hacer un potage de legumbres. Se suele cocer los ingredientes en el potage para darle sabor. Aunque también los podemos cocer en agua con sal.

2 chorizos de guiso, 2 morcillas serranas, 200 gr de tocino blanco, 300 gr de carne de ternera, sal, 30 gr de manteca colorá.

Cocer todo en en potage, y si no, en agua con sal. Sacar, escurrir y dejar enfriar. Cortar el chorizo, la morcilla, el tocino y la carne muy pequeños y mezclar junto con la manteca.

La podemos usar para rellenar (lasaña, canelones, arepas), para untar o hacer croquetas.

Hinojo a la griega

El hinojo es una verdura muy sana. Es rico en fibra, potasio y vitaminas A y C. No tiene grasas y aporta muy pocas calorías.

2 bulbos de hinojo, 4 dientes de ajo, 1 trozo de jengibre, 1 cebolla, 250 ml de aceite de oliva, 150 ml de vino blanco, semillas de cilantro, pimienta negra, vinagre, 250 ml de caldo de verduras, sal.

Mezclar el caldo con el aceite. Añadir los ajos pelados y la cebolla en juliana, las especias, la sal, el vino, el vinagre y el jengibre cortado en finas láminas.

Cortar el hinojo en láminas de 1/2 cm de espesor. Colocarlo en una cacerola amplia, a fuego suave, cubriéndolo con la mezcla del caldo anterior. El líquido deberé cubrir el hinojo. Dejar cocer 8-10 m desde que rompa a hervir. Retirar del fuego y dejar enfriar. Servir frío.

Chimichurri

El chimichurri es una salsa original de los países de América del Sur. Sirve tanto para carne, como para pescado.

3 ajetes, 1 ñora,2 guindillas frescas, perejil, orégano,sal,vinagre, 200 ml de aceite de oliva, 2 dientes de ajo,

Cortar en rodajas los ajetes, exprimir el limón. En el vaso de una batidora poner los ajetes, el ajo, las guindillas,las hierbas, el vinagre, la sal y la 1/2 del aceite. Triturar, pero no mucho. Agregar el resto del aceite poco a poco removiendo con una cuchara. Corregir de sal.

Bulgur con verduras

El «bulgur» es un ingrediente que se obtiene a partir del trigo y es muy popular en Proximo Oriente. Se consume cocido lentamente y después se puede dejar reposar hasta 3-4 días.

150 gr de bulgur, mantequilla, sal, cúrcuma, 2 zanahorias, 2 ramas de apio, 1 pimiento rojo, 6 espárragos verdes, 1 cebolla roja, 100 gr de tomates Cherry.

En una cacerola poner a calentar agua con sal. Cuando comience a hervir, añadir el bulgur y dejar a fuego suave unos 15-20 m. Sacar, escurrir y reservar.

En una cazuela poner la mantequilla, añadir las verduras cortadas en tiras y pocharlas a fuego medio. Agregar el bulgur y la cúrcuma, removiendo enérgicamente para que se mezclen bien. Corregir de sal, servir caliente.

Salsa de hinojo y tomate

Salsa de orígen turco, de un sabor intenso y diferente. Se usa como fondo para platos de pescado o marisco, aunque también se podría usar para pasta.

1 bulbo de hinojo, 600 gr de tomate de pera, 1 limón, 100 gr de aceitunas, aceite de oliva, sal, orégano, azúcar

Lavar el hinojo y cortarlo en Juliana. En una cacerola poner el aceite a calentar, pochar el hinojo. Añadir el tomate en dados y mantener a fuego suave hasta que el tomate se cocine. Añadir la sal, el orégano y el azúcar. Exprimir el limón y agregar. Por último, añadiremos las aceitunas. Dejar 10 m a fuego muy suave, para que la salsa lige buen. Servir caliente.

Champiñones salteados

Un plato que nos puede servir como entrante, como complemento para otras prestaciones o como guarnición.

500 gr de champiñones, 5 dientes de ajo, aceite de oliva, sal.

En una cacerola poner el aceite de oliva a calentar, dorar los ajos cortados en láminas. Cortar los champiñones por la mitad y luego en 2-3 partes. Añadir con los ajos. Saltear los champiñones hasta que estén tiernos. Salar. Servir calientes.

Tiras de ternera salteadas

Un plato al que suelo recurrir frecuentemente dado su sencillez y su sabor.

500 gr de filetes de ternera, mantequilla, sal, 25 gr de mostaza dijon.

En este caso los filetes suelen ser de cadera, que es de los más tierno de la tercera. Cortar los filetes en tiras a lo ancho. Mezclar las tiras con la mostaza y la sal y dejar reposar al menos 30 m.

En un sartén, poner a calentar la mantequilla hasta que este derretida, en ese momento, agregar la carne y saltear. Yo la suelo dejar un poco cruda. Corregir de sal y servir caliente, añadiendo el jugo que nos queda en la sartén por encima.

Crema de guisantes con jamón

Plato tradicional de la cocina de Holanda, y de otros países como Canadá o Australia. Generalmente consumida en invierno.

800 gr de guisantes, 4 huevos cocidos, 30 gr de taquitos de jamón, maicena, mantequilla, leche.

Cocer los guisantes en agua con sal y un trozo de mantequilla. Cuando estén blandos, sacar unos 50 gr y reservar. El resto, triturarlos junto con parte del líquido de la cocción. Nos tiene que quedar un crema.

Espesar con la maicena, disolviendo esta en agua tibia. Añadir la mantequilla y la leche, dejándolas que mezclen bien a fuego suave.

Para servir, poner la crema en un plato hondo y distribuir por encima los guisantes reservados, el jamón, y los huevos cortados en 4. Servir caliente.

Ajó blanco

El ajo blanco es una sopa fría muy popular en Andalucía y Extremadura. Su ingrediente principal son las almendras crudas.

200 gr almendras crudas, 1 diente de ajo, vinagre, 60 ml aceite de oliva, sal, 60 gr miga de pan blanco, 700 ml agua, 100 gr uvas blancas.

Meter las almendras en agua 1 h. Remojar el pan. En el vaso de una batidora poner las almendras, el ajo previamente pelado, y el agua. Batir hasta obtener una mezcla homogénea. Añadir el pan y volver a batir. Para terminar agregar el aceite poco a poco, batiendo lentamente. Rectificar de sal y vinagre. Servir frío, acompañado de las uvas.

Ensalada de champiñones

La seta más conocida y más común. Riquísima en cualquier preparación, ya sea sola o como guarnición.

500 gr de champiñones, 1 lollo Rosso, 2 rábanos, 1 limón, aceite de oliva, sal, pimienta negra molida.

Lavar la lechuga en agua fría. Escurrir, sacar las hojas y ponerlas en un boletín. Lavar los rabanitos y cortar los en finas rodajas. Ponerlas encima de la lechuga.

Limpiar los champiñones con un paño húmedo. Desechar la parte terrosa. Cortarlos en rodajas finas. Ponerlos en un bol con la sal, la pimienta y el zumo del limón. Removerlos y añadir el aceite. Distribuirlos por encima de la lechuga.