Langostinos tigres cocidos

langostinos tigre

Se denominan asi porque son capturados en aguas de Mozambique y Angola, con sus particulares condiciones de temperatura y plancton, que hacen que el langostino adquiera unos sublimes matices aromáticos. El Langostino Tigre se caracteriza por su caparazón rayado y su sabor más acentuado a marisco.

500 gr de langostinos tigre, sal.

En una cacerola poner agua con un puñado de sal a fuego  fuerte. Cuando comience a hervir, añadir los langostinos  y dejarlos cocer entre 8 12 m según el tamaño de estos. Transcurrido este tiempo, sacar y enfriar en agua con sal y abundante hielo para cortarle la cocción a los langostinos. Servir fríos, añadiéndoles sal por encima antes.

Gambas fritas

gambas fritas

Gamba es el nombre que reciben los crustáceos marinos del orden decapoda, abdomen desarrollado y caparazón flexible que son consumidos como mariscos.

500 gr de gambas, sal, harina de freír, aceite de freír.

Poner el aceite a calentar a fuego fuerte.Lavar las gambas y salarlas. Pasarlas por harina y freírlas en el aceite cuando este bien caliente. Sacarlas y escurrirlas bien. Servir calientes.

 

Bocas cocidas

bocas 2

Las bocas de la isla, tan populares en la gastronomía andaluza, son las pinzas del único cangrejo violinista europeo. Nos referimos al barrilete, que vive en las costas de la Baja Andalucía y en las del Algarbe portugués. También habita la costa atlántica marroquí.

500 gr de bocas, sal, 1 hoja de laurel.

En una cacerola poner agua a fuego fuerte con la sal y el laurel. Cuando comience a hervir, añadir las bocas y dejarlas cocer entre 8 y 12 m según el tamaño. Transcurrido eses tiempo, sacarlas y dejarlas enfriar en agua con hielo y sal. Servir frías.

Buey de mar relleno II

Es un robusto crustáceo de color rojo pardizo, con una caparazón oval y puntas de pinzas negras . Los adultos maduros pueden tener una caparazón de un ancho de 25 cm y pesar 3 kg. Su expectativa de vida natural es de cerca de 20 años, pero muy pocos individuos la alcanzarán debido a la pesada explotación comercial.

1 buey de mar, sal, 1 hoja de laurel, vinagre de vino blanco, salsa tártara, 1 chorrito de vino verde portugués.

En una cacerola poner agua a fuego fuerte. Añadir la sal, el laurel y un chorreon de vinagre. Cuando comience a hervir, introducir en ella el buey de mar y dejarlo cocer 12-18 m, según el tamaño de este. Cuando termine, retirarlo e introducirlo en agua con hielo, para cortarle la cocción.

Una vez frío, quitarle las  patas y las pinzas y vaciarlas de carne. Hacer lo mismo con el cuerpo, juntando la carne que saquemos con la de las patas. Nos quedaremos con el caparazón del buey de mar, el cual limpiaremos bien. Mezclar la carne del buey con la salsa tártara y el vino verde. Rellenar con esta mezcla el caparazón del cangrejo. Servir frío.

Buey de mar relleno I

Buey  de mar relleno

Es un robusto crustáceo de color rojo pardizo, con una caparazón oval y puntas de pinzas negras . Los adultos maduros pueden tener una caparazón de un ancho de 25 cm y pesar 3 kg. Su expectativa de vida natural es de cerca de 20 años, pero muy pocos individuos la alcanzarán debido a la pesada explotación comercial.

1 buey de mar, sal, 1 hoja de laurel, vinagre de vino blanco, salsa rosa, 1 chorrito de vino verde portugués.

En una cacerola poner agua a fuego fuerte. Añadir la sal, el laurel y un chorreon de vinagre. Cuando comience a hervir, introducir en ella el buey de mar y dejarlo cocer 12-18 m, según el tamaño de este. Cuando termine, retirarlo e introducirlo en agua con hielo, para cortarle la cocción.

Una vez frío, quitarle las  patas y las pinzas y vaciarlas de carne. Hacer lo mismo con el cuerpo, juntando la carne que saquemos con la de las patas. Nos quedaremos con el caparazón del buey de mar, el cual limpiaremos bien. Mezclar la carne del buey con la salsa rosa y el vino verde. Rellenar con esta mezcla el caparazón del cangrejo. Servir frío.

Buey de mar cocido

 Es un robusto crustáceo de color rojo pardizo, con una caparazón oval y puntas de pinzas negras . Los adultos maduros pueden tener una caparazón de un ancho de 25 cm y pesar 3 kg. Su expectativa de vida natural es de cerca de 20 años, pero muy pocos individuos la alcanzarán debido a la pesada explotación comercial.

1 buey de mar, sal, 1 hoja de laurel, vinagre de vino blanco.

En una cacerola poner agua a fuego fuerte. Añadir la sal, el laurel y un chorreon de vinagre. Cuando comience a hervir, introducir en ella el buey de mar y dejarlo cocer 12-18 m, según el tamaño de este. Cuando termine, retirarlo e introducirlo en agua con hielo, para cortarle la cocción.. Servir frío.

Galeras al vapor

galeras al vapor

La galera, es un Crustáceo malacostráceo, de caparazón relativamente blando con cabeza soldada al tórax. Se prepara cocida, a la plancha, en sopa y como acompañamiento de otros guisos, valorándose más las que tienen más carne o están llenas con coral o huevas.

1 kg de galeras , sal.

Cubrir de agua el fondo de una cacerola grande, añadir un poco de sal y removerla. Ponerla a calentar y añadir inmediatamente las galeras, tapando la cacerola con su tapadera, para cocerlas en el vapor durante 1 m. Retirar del fuego, y sumergirlas en agua con hielo y un puñado de sal para enfriarlas. Servir frías.

 

Gambas al ajillo

Gambas al ajilloLas gambas al ajillo son un plato popular de la cocina española que suele encontrarse mayoritariamente en el sur y centro del territorio. Los ingredientes que constituyen este plato son gambas peladas, ajo y aceite de oliva. Se suele servir como ración en los bares.

150 gr de gambas, 100 ml de aceite de oliva, sal, 1 guindilla, 3 dientes de ajo.

Pelar las gambas. En una sartén poner a calentar el aceite junto con los ajos muy picaditos. Añadir la guindilla. Cuando comiencen a dorarse añadir las gambas y salarlas. Cuando estén bien hechas pasarlas a una cazuela y poner esta en el fuego hasta que hierva. Servir bien calientes acompañadas de pan para mojar en el aceite.

Gambas cocidas

gambas cocidas1

Las gambas cocidas constituye uno de los más deliciosos manjares que pueden encontrarse en el sur de la península. Las gambas frescas nos llegan de la costa  y pueden disfrutarse en la gran mayoría de bares y restaurantes.

300 gr de gambas, sal.

Poner agua a hervir en una cacerola con un puñado de sal. Cuando comience a hervir, añadir las gambas. Esperamos que el agua vuelva a hervir y los dejamos 1 m mas. Las retiramos y los ponemos en un recipiente con agua fría con sal y abundante hielo para cortarles la cocción, darles brillo y firmeza a la carne. Servir frías, añadiéndoles un poco de sal al momento.

Langostinos cocidos

De sabor dulce y yodado, para cocerlos, es mejor hacerlo en su caparazón, rápida y brevemente, enfriándolos inmediatamente en agua fría con abundante hielo y sal.

300 gr de langostinos, sal.

Poner agua a hervir en una cacerola con un puñado de sal. Cuando comience a hervir, añadir los langostinos. Esperamos que el agua vuelva a hervir y los dejamos 2 m mas. Los retiramos y los ponemos en un recipiente con agua fría con sal y abundante hielo para cortarles la cocción y darle brillo y firmeza a la carne. Servir fríos.