Almogrote

El Almogrote es la especialidad gastronómica de La Gomera, allí nació, fruto de la influencia bereber. Se elabora con queso duro, pimienta, aceite y tomate y es un paté de queso exquisito, con un toque picante, ideal para acompañar al pan y a las papas.

1/4 de queso viejo, 2 tomates, 2 dientes de ajo, 1 guindilla, 2 cucharadas de pimentón, sal, 1 chorreon de aceite de oliva.

Picar el queso en trozos pequeños. Poner todos los ingredientes en el vaso de una batidora a excepción del queso y batir hasta que sea un puré, agregar el queso y mezclarlo bien hasta que la pasta sea homogénea. Lo podremos usar como acompañamiento de pescados, patatas o para untar en pan.

Saltimbocca a la romana

El Saltimbocca (En italiano dialectal de Roma: Salt’ im bocca! -> Salto en la boca) es un plato tradicional de la cocina italiana muy típica de Roma elaborado con ternera, jamón y salvia. suele denominarse con el apelativo de “alla Romana”.

12 filetes de ternera, 200 gr de jamón, salvia, vino blanco, aceite de oliva, sal, pimienta negra molida.

Salpimentar la carne. Sobre cada filete poner una loncha de jamón y una hoja de salvia y enrollarlos sobre si mismos, sujetándolos con un palillo para que no se sueltan. Poner aceite a calentar en una sartén y agregar la saltimbocca, dorarlos un poco y agregar el vino y dejarlos que se hagan a fuego suave. Servir acompañados de su jugo.

 

Picatostes

Los picatostes son tiras de pan que se fríen en aceite (o manteca para que de un buen sabor) hasta que tomen un color dorado y crujiente. Recién calientes se edulcoran con azúcar. Su forma les hace ideales para ser mojados en café o chocolate.

1 pieza de pan de pueblo, azúcar, 10 cl de miel, 20 cl de vino blanco, aceite para freír.

Mezclar en un bol la miel con el vino y reservar. Quitarle la corteza al pan, cortarlo en rebanadas de un dedo de grosor y estas a su vez en tiras del mismo grosor. Disponerlas sobre una mesa y rociarlas con la mezcla de miel y vino. Poner a fuego el aceite, y cuando este bien caliente, dorar en el los picatostes. Sacar y escurrirlos en papel para que suelte el aceite. Cuando los servimos los espolvoreamos con el azúcar.