Bigaros cocidos

También conocido como caracol de mar o caramuxo, el bigaros es un molusco univalvo que se suele encontrar en las orillas o próximo a la desembocadura de los ríos.

300 gr de bigaros, 30 gr de sal gorda, 1 hoja de laurel, agua.

Lavar los bigaros bien, para ello los ponemos en agua fría y los removemos y les cambiamos el agua varias veces.

En una cacerola, poner agua a cocer, añadir el laurel y la sal. Cuando rompa a hervir añadir los bigaros y dejar cocer durante 6-8 m dependiendo el tamaño. Sacarlos escurrirlos en agua fría y servirlos.

Mejillones baby al ajillo

meji baby al ajilloEstos mejillones pequeños, de 3 a 5 centímetros, llamados baby o franceses. Se preparan de muy distintas maneras, como cualquier molusco de concha

500 gr de mejillones baby, aceite de ajos.

Poner a fuego una sartén, y cuando este caliente, añadir un chorreon de aceite de ajos e inmediatamente, añadir los mejillones y tapar la sartén para que se abran. Servir inmediatamente, ya que  se enfrían rápidamente.

Coquinas al vino

coquinas al vino

Se extiende a lo largo de la costa europea del Atlántico Norte y en el Mediterráneo, enterrada a poca profundidad en la arena cerca de la costa, hasta unos 20 metros de profundidad. Tienen un amplio uso en toda la cocina mediterránea.

500 gr de coquinas, aceite de oliva, sal, 100 ml de manzanilla, 3 dientes de ajo, perejil.

Preservar las coquinas en agua de mar, o agua con sal. Pelar los ajos y cortarlos en laminas. En una sartén poner a calentar un chorreon de aceite y dorar en el los ajos. Incorporarlas coquinas y la sal. Saltear un poco, añadir el vino y tapar la sartén para que se abran las coquinas. Servir calientes.

Coquinas al moscatel

coquinas al moscatel

Se extiende a lo largo de la costa europea del Atlántico Norte y en el Mediterráneo, enterrada a poca profundidad en la arena cerca de la costa, hasta unos 20 metros de profundidad. Tienen un amplio uso en toda la cocina mediterránea.

500 gr de coquinas, 100 ml de moscatel, sal, aceite de oliva, 5 dientes de ajo.

Preservar las coquinas en agua de mar, o agua con sal. Pelar y picar los ajos en laminas. Ponerlos en una sartén a calentar junto con el aceite. Cuando los ajos comiencen a dorarse añadir las coquinas escurridas. Añadir la sal y tapar para que se abran. Una vez que estén abiertas añadir el vino y dejar reducir 5 m. Servir calientes.

Conchas finas

conchas finas

Las conchas finas son moluscos muy típicos del sur de la península. Sobre todo en Cadiz y Málaga. Se comen crudas, aderezadas con limón y pimienta. Son un plato exquisito.

1 kg de conchas finas, 3 limones, pimienta negra molida.

Comprar los conchas finas vivas. Meterlas en agua de mar o agua con sal y enjuagarlas para que pierdan toda la arena. Se sabe que están vivas por que se abren y dejan salir una lengua anaranjada. Para servirlas, abrirlas y despegarle las ventosas laterales con la ayuda de un cuchillo. Este paso es trabajoso, ya que al estar vivas cierran la concha a modo de defensa. Separar bien el cuerpo y ponerlas sobre una de las conchas. Para servirlas, espolvoraerles la pimienta y añadirles zumo de limón. Se nos encogerán con el limón, ya que están vivas. Servir frías.

Berberechos al vapor

berberechos al vapor

Varias especies de la familia son conocidas vulgarmente como berberechos, en especial la especie europea comestible. Las valvas se distinguen por su simetría, acorazonados y fuertes y pronunciadas costillas longitudinales. Los berberechos viven enterrados, en zonas próximas a la costa.

500 gr de berberechos, sal, aceite de oliva.

Lavar los berberechos con abundante agua fría y sal, para quitarles la arena. En una sartén poner un poco de aceite a fuego medio. Cuando este caliente, añadir los berberechos y la sal. Taparlos para que se hagan al vapor. Servir calientes.

Almejas a la marinera

almejas marinera

Un plato muy popular en toda la geografía española. Se cocina en todas las regiones, aunque con matices según el lugar. Esta es la manera de hacerlas de Andalucia.

500 gre de almejas, 100 ml de vino blanco, 50 ml de caldo de pescado, harina, sal, 3 dientes de ajo, 1 cebolla, perejil, 50 ml de tomate frito.

Limpiar de arena las almejas, para ello las lavaremos con agua fría y sal. Dándole varios enjuagues para que pierdan la arena. En una sartén poner aceite a calentar, añadir los ajos y la cebolla en juliano. Pochar y añadir las almejas. Saltearlas 5 m y añadir el vino. Dejar reducir otros 5 m con la tapadera. Añadir el caldo de pescado y el tomate frito. Ligar bien y espesar la salsa con un poco de harina. Para terminar añadir el perejil picado por encima. Corregir de sal y servir caliente.

Almejas a la manzanilla

almejas a la manzanillaUna manera muy popular de hacer los moluscos en el Sur de España es con manzanilla. La manzanilla es un tipo de vino blanco con mucho cuerpo y sabor.

500 gr de almejas, aceite de oliva, sal, 100 ml de manzanilla, aceite de ajo.

Limpiar de arena las almejas, para ello las lavaremos con agua fría y sal. Dándole varios enjuagues para que pierdan la arena. En una sartén poner un poco de aceite a calentar, añadir el aceite de ajo e incorporar las almejas y la sal. Tapar y dejar cocer 5 m, para que se comiencen a abrir las almejas. Transcurrido este tiempo, añadir el vino y dejar evaporar 5 m mas. Servir calientes.

Mejillones cocidos

Los mitílidos (Mytilidae), conocidos comúnmente como mejillones o choros (en algunas partes de América del Sur), son una familia de moluscos bivalvos de gran interés económico y gastronómico.

1 kg de mejillones, 1 cabeza de ajos, 1 limón, 2 hojas de laurel, sal.

En una cacerola poner agua a fuego junto con la cabeza de ajos cortada por la mitad a lo ancho, el limón en cuartos, el laurel y un puñado de sal. Cuando comience a hervir, añadir los mejillones que previamente habremos limpiado de sus barbas. Retirar del agua cuando se vallan abriendo. El agua de cocer los mejillones nos puede servir para otros platos, ya que esta conserva parte de su sabor.

Caracoles blancos

Caracol es el nombre común de los moluscos gasterópodos provistos de una concha espiral. Hay caracoles marinos  y terrestres. Son muy apreciados por el hombre, tanto con fines coleccionistas como gastronómicos.

1 kg de caracoles, 1 cabeza de ajos, 1 hoja de laurel, 50 gr de especias para caracoles, sal, 1 guindilla.

Lavar los caracoles con abundante agua fría varias veces hasta que estén limpias de las babas. Mantenerlos en agua fría durante 30 m. Ponerlos a cocer en agua fría a fuego muy suave, cuidando de que nos e nos salgan de la cacerola los caracoles. Sacar cuando comience a hervir, lavarlos y cambiarles el agua. Añadir el resto de los ingredientes y dejar cocer 10-15 mas a fuego suave. Corregir de sal. Servir calientes.