Papas con sepia en su tinta

Plato típico de Redondela en tierras gallegas.

1 kg de sepia, 1 kg de patatas, aceite de oliva, 200 ml de vino blanco, 1 L de caldo de pescado, 30 gr de tomate frito, 2 dientes de ajo, 2 cebollas, 4 sobres de tinta de calamar, sal, pimienta negra molida, perejil picado.

Pelar y picar ajos y cebollas. Lavar la sepia y cortarla en dados de 2×2 cm. Pelar las patatas, cortarlos en trozos y lavarlas.

Calentar el aceite en una cacerola. Referir los ajos, sacarlos y ponerlos en un mortero junto con sal gorda y el perejil. Pochar la cebolla en la cazuela lentamente. Agregar la sepia y saltearla. Incorporar el vino y el tomate. Salpimentar.

Dejar a fuego medio hasta que la sepia esté tierna. Añadir las patatas y cubrir con el caldo. Añadir el majado y la tinta. Dejar reducir hasta que las patatas estén tiernas y la salsa ligada. Servir caliente.

Setas con gabardina

Las setas de cardo son quizás junto con el champiñón las más comunes y económicas.

12 setas de cardo, 125 gr de harina, 1 huevo, sal, pimienta negra molida, 200 ml de leche, perejil, aceite de freír, gaseosa.

Limpiar las setas con un paño húmedo. Salpimentar.

Hacer una masa con la harina, la sal, el huevo, 200 ml de agua, la leche y el perejil picado. Mezclar bien todo y añadir un chorreón de gaseosa.

Poner el aceite a calentar a fuego fuerte. Mojar las setas en la masa y ponerlas a freír haciéndolas por todos lados. Servir calientes.

Lomo con manzanas

El lomo es una de las partes más jugosas del cerdo.

1 pieza de 2 kg de lomo de cerdo, 2 kg de manzanas golden, 250 gr de ciruelas pasas, salvia, mejorana, sal, pimienta negra molida, 100 gr de manteca blanca.

Atar el lomo. Salpimentar. Untarlo con la manteca.  Colocarlo en una bandeja y asar en el horno 20 m a 220°.

Pelar y trocear las manzanas en láminas y poner en el fondo de la bandeja de horno junto con las ciruelas. Colocar el lomo, al cual habremos dado la vuelta, encima.  Espolvorear las hierbas por encima. Hornear 25 m a 220°.

Sacar la carne y desatar. Dejar atemperar. Servir cortado en rodajas, acompañado de la fruta.

Ensalada noruega de remolacha

Es bien conocido el gusto por la remolacha en los países del este de Europa. Hoy tenemos una receta perfecta, tanto para usar de primer plato como de guarnición de pescados ahumados.

500 gr de remolacha cocida, 200 ml de mayonesa, 20 ml de mostaza dijon, 1 guindilla fresca.

Lavar y pelar las remolachas. Cortarlas en rodajas gruesas y estás a su vez en bastones.

Cortar la guindilla muy fina y mezclar con la mayonesa, la remolacha y la mostaza. Remover bien. Servir fría.

Cáscaras de naranja confitadas

Receta útil para aprovechar las cáscaras de las naranjas, por ejemplo, de zumo que siempre suelen ir a la basura.

Las cáscaras de 3 kg de naranjas, el zumo de 1 kg de naranjas, 1 kg de azúcar, 2 ramas de canela.

Poner las cáscaras en una cacerola y cubrir con agua. Dejar hervir 30 m, sacar y escurrir. Repetir la operación 2 veces más.

Sacar la parte blanca de la cáscara. Cortar la piel en tiras de unos 2-3 mm de grosor. Ponerlas en una cacerola junto con la canela y 500 gr de azúcar. Dejar hervir 45 m. Sacar y escurrir.

Poner las cáscaras en una cacerola, junto con el zumo de naranja y el resto del azúcar. Hervir a fuego medio hasta que reduzca el zumo. Sacar y poner las tiras separadas en un papel absorbente hasta que se sequen.

Las podemos usar para acompañar postres, ensaladas, etc…

Papas a la riojana

Uno de los platos más típicos de la gastronomía española. Un plato contundente sobre todo en épocas de frío. A mi, personalmente, me gusta añadirle una guindilla para darle un punto picante, que a mí parecer, le viene muy bien.

1 kg de patatas, 2 chorizos para guisar, 2 guindillas frescas, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 100 ml de vino blanco, pimentón dulce, sal, aceite de oliva.

Pelar y cortar las patatas en trozos de unos 2×2 cm. Remojar en agua fría.

En una cacerola poner el aceite de oliva, las guindillas y el laurel a calentar. Añadir la cebolla y el ajo en rodajas. Pochar. Agregar el chorizo cortado de rodajas y rehogar.

Añadir entonces las patatas y rehogar con el vino. Salar. Cubrir de agua y dejar a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas. Terminar con pimentón al gusto. Comprobar de sal y servir bien caliente.

Aliño de yemas de gallina

Las yemas de gallina son huevos no fecundados. Están recubiertos por una membrana y están en el interior de la gallinas. Su sabor es un poco diferente a los huevos normales.

200 gr de yemas de gallina, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 cebolla, 1 tomate rojo, aceite de oliva, vinagre de vino blanco, sal.

En una cacerola poner agua a calentar a fuego vivo. Añadir sal y cuando comience a hervir, cocer las yemas. Sacar, escurrir y reservar.

Lavar y cortar las verduras en trozos de tamaño medio. Aliñar con el aceite, el vinagre y la sal. Añadir las yemas cocidas cortadas por la mitad. Remover bien. Servir frío.

Cogollos con anchoas

Una ensalada clásica en la gastronomía española. Muy aconsejable para tiempo caluroso.

2 cogollos de lechuga, 16 anchoas en salazón, 50 ml de salmorejo, aceite de oliva, vinagre de vino tinto,

Lavar y cortar los cogollos en cuatro partes, a lo largo. En un plato, poner una base de salmorejo y distribuir por encima los cogollos. Mezclar el vinagre y el aceite y regar con el los cogollos. Para terminar poner un par de anchoas encima de cada cuarto de cogollo. Servir frío.

Espuma de salmon

Usar para complementar platos o canapés. La espuma es mu ligera.

3 claras de huevo, 150 gr de salmón ahumado, 150 ml de aceite vegetal, unas gotas de limón.

Poner las claras, el salmón, el limón y 100 ml de aceite el vaso de una batidora. Batir 5 s e ir añadiendo el resto del aceite de poco a poco sin dejar de batir.

Champiñones gratinados

El champiñon es el hongo más común en el mundo. Muy usado en cocina.

300 gr de champiñones, 1 tomate seco, 4 aceitunas negras s/h, 50 cl de caldo de verduras, 100 gr de harina, 40 cl de leche, 1 yogurt natural, 4 huevos, 100 gr de queso rallado, sal, pimienta negra molida, romero.

Cortar la parte terrosa de los champiñones y limpiarlos con ayuda de un paño húmedo.

Cortarlos en 4 trozos. Picar el tomate seco y las aceitunas. Ponerlos en una sartén y regarlos con el caldo. Llevarlo a ebullición, removerlo hasta que evapore el líquido.

Precalentar el horno a 180°. Mezclar la harina con la leche, los huevos, el yogurt y el romero. Salpimentar. Poner los champiñones en una fuente y cubrir con este preparado. Espolvorear el queso por encima y meter al horno unos 40 m. Servir caliente.