Tagarninas revueltas

Las tagarninas son una especie herbácea muy popular en las provincias de Cádiz y Sevilla. Crecen generalmente en bosques, su época de recogida es entre enero y marzo. Su sabor es ligeramente amargo.

300 gr de tagarninas, 3 huevos, 5 aceitunas negras, aceite de oliva, sal.

Lavar las tagarninas con agua fría, para quitarles los restos de tierra que tengan. Cortarlas en trozos. En una cacerola poner agua con sal a calentar a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, blanquear las tagarninas. Sacar y escurrir.

Poner el aceite a calentar en una sarten. Saltear en el las tagarninas y añadir los huevos que previamente habremos batido. Saltear hasta que el huevo este cuajado. Corregir de sal.

Servir en un plato, adornandolo con las aceitunas.

Gazpacho de manzana

Hace tiempo que hago esta receta que con ayuda de la manzana es menos pesado de digerir y le da un toque de acidez.

1 kg de tomates de pera, 1 manzana verde, 1 diente de ajo, 1 pimiento italiano, aceite de oliva, sal, vinagre de vino blanco, 1/2 pepino.

Trocear los tomates, el pepino y el ajo. Quitarle el cabo y las semillas al pimiento. Pelar y descorazonar la manzana. Poner todos los ingredientes en el vaso de una batidora y triturar. Ir añadiendo el aceite poco a poco hasta que coja cuerpo.

Servir con huevo duro picado y chorreón de aceite de oliva.

Bacalao «Ze María»

Un salteado que aprendí hace unos 20 años trabajando cerca de Portugal. Para mi, más sabroso que el bacalao dorado.

100 gr de migas de bacalao, aceite de oliva, 1 cebolla, 3 patatas, perejil picado, sal.

Desalar el bacalao, para ello lo lavamos y enjuagamos con agua fría hasta que pierda toda la sal. Escurrir y reservar.

Pelar y cortar en rodajas las patatas. Hacerlas en el horno hasta que estén tiernas.

En una sartén poner a calentar el aceite. Añadir la cebolla a gajos, pochar y agregar el bacalao. Por último añadir las patatas y revolver. Correguir de sal. Servir caliente.

Aguacates con melva y parmesano

Uno de esos días en que tienes varios ingredientes en tu nevera, los combinas, y de repente aparece una combinación maravillosa. Pues este plato es de uno de esos días.

2 aguacates, 1 lata de melva en aceite de oliva, parmesano rallado, vinagre de vino blanco, sal.

Cortar el aguacate en cuanto trozos a lo largo. Pelarlo y quitarle el hueso. Laminarlo a lo largo y distribuirlo encima de un plato. Escurrir la melva y ponerla encima del aguacate. Aliñar y añadir el parmesano por encima. Servir frío.

Salsa de sobrasada y miel

Salsa que suelo usar para acompañar fritos (Pavías, buñuelos, tortillitas). Elaboración muy sencilla.

250 gr de sobrasada, 100 ml de miel.

Dejar la sobrasada al menos 1 h a temperatura ambiente. Poner en un bol y mezclar con la miel, con ayuda de un batidor, para que la sobrasada no pierda su consistencia.

Usar para acompañar fritos. También la podremos calentar un poco y usarla para acompañar carne.

Alubias en amarillo

Una receta que recuerdo con mucho cariño, ya que era un plato que hacía mi madre.

500 gr de alubias, 1 hoja de laurel, 1 pimiento rojo, 2 pimientos italianos, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 1 tomate, sal, tomillo, colorante, pimentón dulce.

Poner las alubias a remojar en agua unas 10 h antes.

En una cacerola poner las alubias escurridas, cubiertas de agua nueva. Poner a calentar a fuego vivo e irles quitando las espuma que sueltan durante la cocción. Transcurridos unos 45 m, añadir las verduras en trozos pequeños, el laurel y la sal. Dejar cocer a fuego medio hasta que estén tiernas.

Un poco antes de que terminen, añadir 2 cucharas de colorante y 1/2 de pimentón y tomillo al gusto. Corregir de sal. Servir calientes.

Ensaladilla de salmón

Una ensaladilla diferente. La suelo usar para relleno de emparedados o canapés. También se puede hacer sin patatas.

300 gr de patatas, 150 gr de salmón ahumado, 1 huevo cocido, 1/2 cebolla, 20  gr de alcaparras, 40 gr de pepinillos, mayonesa.

Poner agua con sal en una cacerola a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, añadir las patatas y cocerlas hasta que estén tiernas. Sacarlas y dejarlas enfriar.

Pelar las patatas y rallarlas. Cortar el salmón en dados pequeños. Cortar igualmente la cebolla y los pepinillos. Desmenuzar el huevo. Mezclar todos los ingredientes.

Terrina de pisto

Una receta deliciosa, que también nos servirá para aprovechar los restos de pisto de otro día.

2 calabacínes, 2 tomates rojos, 1 pimiento italiano, aceite de oliva, sal, azúcar, 4 huevos, 200 ml de nata líquida.

Poner el aceite a calentar en una sartén. Cuándo el aceite este caliente echar los pimientos y hacerlos a fuego lento. Cuando estén medio hechos, agregar los calabacines a dados, la carne de los tomates y el azúcar.

Dejar cocer hasta que se consuma el caldo del tomate. Salar. Apartar y dejar enfriar.

Aparte, en un bol batir los huevos. Añadir el pisto y la nata. Mezclar bien y pasarlo a un molde de horno. Meter en el horno unos 40 m a 180° al baño Maria.

Sacar, dejar que se enfríe y desmoldarlo. Tomar templado o frío.

Lengua de ternera «a la moderna»

Una receta antigua para hacer la lengua de ternera. Un manjar que se usa poco.

1 kg de lengua de ternera, 100 gr de tocino, 50 gr de manteca blanca, 150 ml de jerez, 24 chalotas, 24 aceitunas verdes, 12 zanahorias, 2 dientes de ajo, laurel, perejil, tomillo, sal, pimienta negra molida.

Escaldar la lengua 2 m en agua hirviendo. Pasarla por agua fría y quitar la piel con ayuda de un cuchillo.

Rehogarla en la manteca, añadir el jerez, la carne de los tomates, las hierbas en un altillo, 500 ml de agua, sal y pimienta. Tapar y dejar cocer 1 h a fuego medio. Añadir las chalotas, las zanahorias en rodajas y las aceitunas. Tapar y dejar hasta que la lengua este tierna.

Sacar la lengua y cortarla en rodajas. Usar las chalotas, las zanahorias y aceitunas de guarnición y pasar el resto por la batidora

Tapar la carne con la salsa. Servir caliente.

Papas con sepia en su tinta

Plato típico de Redondela en tierras gallegas.

1 kg de sepia, 1 kg de patatas, aceite de oliva, 200 ml de vino blanco, 1 L de caldo de pescado, 30 gr de tomate frito, 2 dientes de ajo, 2 cebollas, 4 sobres de tinta de calamar, sal, pimienta negra molida, perejil picado.

Pelar y picar ajos y cebollas. Lavar la sepia y cortarla en dados de 2×2 cm. Pelar las patatas, cortarlos en trozos y lavarlas.

Calentar el aceite en una cacerola. Referir los ajos, sacarlos y ponerlos en un mortero junto con sal gorda y el perejil. Pochar la cebolla en la cazuela lentamente. Agregar la sepia y saltearla. Incorporar el vino y el tomate. Salpimentar.

Dejar a fuego medio hasta que la sepia esté tierna. Añadir las patatas y cubrir con el caldo. Añadir el majado y la tinta. Dejar reducir hasta que las patatas estén tiernas y la salsa ligada. Servir caliente.