Mousse de manzana

Es un preparado culinario de origen francés, cuya base es la clara de huevo montada a punto de nieve, o la crema de leche batida, los cuales le dan consistencia esponjosa. La textura diferencial del mousse se debe a las claras batidas a punto de nieve y su mezcla con la crema base de la que se parte. Es este merengue lo que confiere al mousse esa textura tan característica de diminutas burbujas.

3 manzanas golden, 1 limón, canela en polvo, 2 claras de huevo, 4 cucharadas de jalea de frambuesa.

Descorazonar y pelar las manzanas y cortarlas en laminas gruesas. Ponerlas en una cacerola con medio vaso de agua, el zumo del limón y la canela y dejarlas coser a fuego medio hasta que estén deshechas. Aplastarlas hasta obtener una compota.

Batir las claras a punto de nieve, y añadir la jalea. Mezclar suavemente con la compota, así evitamos que se nos baje el mousse.

Pollo a la “Kiev”

Esta forma de preparar el pollo probablemente no tenga origen ucraniano, como sugeriría el nombre de Kiev. El historiador gastronómico ruso William Pokhlebkin afirmaba que la receta fue inventada en el Merchants Club de Moscú a principios del siglo XX y fue bautizada pollo Kiev  en algún restaurante ruso años después.

2 pechugas de pollo, sal, aceite de freír, 3 huevos, pan rallado, mantequilla de ajo.

Filetear las pechugas y salarlas. Untarlas con la mantequilla de ajo y enrollarlas sobre si mismas. Pasarlas por huevo y pan rallado y freírlas en aceite bien caliente. Servir calientes.

Crema de aguacates y platano

El aguacate, es un árbol originario de México perteneciente a la familia de las lauráceas. Su fruto, comestible, se conoce como aguacate, palta, cura, avocado o abacate, según las regiones.

3 aguacates, 3 plátanos, azúcar, canela molida, ron, 500 gr de nata para montar.

Cortar los aguacates a lo largo y vaciarlos. Triturarlos con el azúcar y la canela, después le añadimos la nata y lo batimos todo suavemente. Ponemos la mezclas en las cascaras, cortamos los plátanos en rodajas y los doramos en una sarten con el ron y azúcar.  Los usamos para adornar la crema. Servir fríos.

Pesto “rosso” de almendras

pesto rojo

La salsa pesto generalmente se hace con piñones y albahaca, pero en los últimos tiempos existen muchas variantes de este receta. En esta en concreto vemos una variante del pesto rojo que lleva tomate seco y almendras en lugar de piñones.

200 ml  de aceite de oliva, 75 gr de albahaca, sal, 50 gr de tomate seco, 100 gr de almendras tostadas, 1 diente de ajo, 75 gr de queso parmesano rallado.

Cortar la albahaca y el tomate seco, pelar el ajo. Poner todos los ingredientes en el vaso de una batidora y triturarlos con ayuda de esta. Nos tiene que quedar una pasta granulosa de color rojizo. Corregir de sal.

Macarrones con salmón

La producción del salmón ahumado proviene de un ahumado en frío, por la exposición directa del humo proveniente directamente de la combustión de madera, a unos 30ºC. El ahumado en frío no cuece el pescado, lo que le da una textura más delicada.

400 gr de macarrones, aceite de oliva, perejil, 2 dientes de ajo, 1 pimiento rojo, 1 vaso de vino blanco, 200 ml de nata, sal, pimienta negra molida, 100 gr de salmón ahumado.

Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

En una sarten poner el aceite a calentar y rehogar en ella los ajos, el perejil y el pimiento  muy picados. Añadir el vino y dejar que evapore. Agregar el salmón en trocitos y la nata y dejar ligar a fuego suave durante 10 m. Salpimentar. Agregar la pasta y remover el conjunto para que la pasta coja todo el sabor de la salsa. Servir caliente.

Lomo a la “yerbabuena”

Una receta diferente y sabrosa. La hierbabuena se usa mucho en la cocina del sur de España, especialmente para terminar de dar sabor a salsas y sopas.

1/2 lomo de cerdo, 1 limón, 5 hojas de hierbabuena, aceite de oliva, vinagre de vino blanco, 1 diente de ajo, 1 cebolla, 1 hoja de laurel, sal, pimienta negra molida, miga de pan.

Frotar el lomo con el limón. En una fuente poner las hierbabuena, el aceite, el vinagre, el ajo muy picado, la cebolla muy picada y la hoja de laurel. Salpimentar el lomo y ponerla macerar en la salsa al menos 4 h.  Ir dándole la vuelta para que coja sabor por todos lados.  Ponerlo al fuego medio y agregarle a la salsa algo de agua para que no se consuma el caldo. Cuando este terminada sacar la carne y dejarla enfriar. Pasar la salsa por la batidora y añadirle miga de pan para que espese. Servir en rodajas acompañada de la salsa.

 

Patatas en salsa verde

Receta típica del norte de España, este plato es muy popular en Asturias y el País Vasco.

1,500 gr de patatas, aceite de oliva, 1 diente de ajo, 1 cebolla, harina 250 gr de chirlas, perejil, sal.

Lavar las patatas, pelarlas y cortarlas en rodajas gruesas. En una cacerola poner aceite y la cebolla y el ajo muy picados. Pocharlos y añadir las patatas, espolvorearlos con harina y perejil picado. Removerlo y cubrirlo de agua. Salarlas y coserlas hasta que estén tiernas.

Aparte abrir las chirlas poniéndolas en un cazo con un poco de agua y sal a fuego medio hasta que estén abiertas.  Añadírsela a las  patatas junto con el jugo que han soltado al coserlas y dejarlas hervir durante 5 m. Servir caliente.

Lubina tostada con espinacas

El cuerpo es alargado, mide entre 10 y 100 cm de longitud; con labios carnosos; en el ángulo superior del opérculo hay dos espinas cortas. El color es variante, desde gris oscuro en el dorso, hasta llegar a ser blanco en la parte ventral, aunque en el agua se lo ve plateado brillante, más plomizo en el dorso, con irisaciones verde oliva.

4 lomos de lubina, 2 huevos, 400 gr de hojas de espinacas frescas, zumo de limón, aceite de oliva, sal.

 Coser los huevos en agua con sal, durante 10 m. Cuando estos cosidos sacar y enfriar con agua fria, reservar. Saltear las espinacas en un poco de aceite, salar. Calentar un poco de aceite en una sarten y hacer en ella el pescado. Picar los huevos cocidos y ponerlos en una sarten, añadir el zumo de limón y  mezclar bien. Para servir poner en un plato las espinaca, encima el pescado y por encima la salsa de huevo y limón y  gratinarla.

Croquetas de rape

 La base de las croquetas suele ser de bechamel, que siempre se mezcla con otros ingredientes en cantidad abundante, típicamente trocitos de jamón, pollo picado o pescado, y a menudo además con algunas verduras.

30 gr de rape,, 1,5 L de leche, 300 gr de mantequilla, 500 gr de harina, sal, pimienta blanca molida, nuez moscada, 1 cebolla, 4 huevos, harina de freír, 300 gr de kikos, aceite de freír.

En un cacerola poner agua y sal coser el pescado y después sacarlo con una espumadera, dejarlo enfriar, desmigarlo y reservarlo. En un cazo poner la mantequilla, la sal, la pimienta la nuez moscada y la cebolla cortada pequeñita a fuego medio, cuando la cebolla este pochada,  añadir la harina y mezclarlo todo. En una olla alta poner a calentar la leche, y cuando empiece a hervir ligar con la mezcla anterior con una batidora para que no se formen grumos. Añadir el rape y removerlo bien para que se distribuya por toda la masa.

En una bandeja poner un chorreón de aceite y extenderlo por toda la superficie. Poner encima la masa y cubrirla con film. Dejar enfriar durante al menos 4 horas en la nevera.  Sacar y formar la croquetas. Pasarlas por harina, huevo y kikos que previamente habremos machacado, para empanarlas. Freírlas en abundante aceite bien caliente. Servir caliente o frías según el gusto.

Esparragos verdes cocidos

La palabra espárrago deriva a su vez del griego aspharagos o asparagos y el término griego se originó en el persa asparag que significa “brote”. Ha sido usado desde tiempos muy antiguos como verdura culinaria, debido a su delicado sabor y a sus propiedades diuréticas.

1 manojo de espárragos verdes, sal, hielo.

En una cacerola poner agua a hervir con un puñado de sal. Cuando ropa a hervir añadiremos los espárragos, los cuales dejaremos coser durante 6 m. Transcurrido eso tiempo sacarlos y colocarlos en un recipiente con hielo y agua fría.