Pastel de coliflor

La coliflor es una planta anual cuyo mejor momento es entre los meses de septiembre a enero. Suelen ser de color blanco amarillento, verde o violeta según la variedad. Su sabor es suave y ligeramente dulzón.

1/2 kg de coliflor, 4 huevos, 30 gr de queso Emmental, 200 ml de nata líquida, 1 nuez de mantequilla, nuez moscada, pimienta negra molida, sal.

En una cacerola, poner abundante agua a hervir. Cortar la coliflor en ramilletes y lavarlos bien. Cuando el agua rompa a hervir, añadir la sal. Cocer la coliflor en este agua hasta que esté tierna. Sacar y escurrir.

Ponerla en el vaso de una batidora y triturar un poco. Agregar los huevos, el queso, la nata y un pellizco de nuez moscada. Salpimentar. Batir procurando que la crema no quede demasiado fina.

Engrasar de mantequilla un molde de horno. Verter en él la crema. Cocer al baño maría hasta que la crema este cuajada.

Sacar y dejar que se enfríe. Desmoldar. La podemos acompañar con tomate frito caliente.

Pimientos mozarabes

Plato típico sevillano, que se caracteriza por el sabor dulce e intenso de su salsa.

1 kg de pimientos, 1 kg de carne de ternera picada, sal, canela molida, harina, 12 huevos, pan rallado, aceite de freír, salsa mozárabe.

Mezclar la carne con la canela y la sal. Abrir los pimientos por la parte del rabo. Para ello, les cortaremos un «sombrero » que incluya el rabo y las semillas. Vaciar los de semillas. Tendremos que buscar unos pimientos, no muy grandes y a ser posible completamente rectos. Así los podremos rellenar mejor.

Rellenarlos con la mezcla de carne. Pasar por harina, luego por los huevos, previamente batidos. Y, para terminar, empañar los en el pan rallado.

Poner el aceite a calentar en una freidora y freír en el los pimientos cuando el aceite este muy caliente. Sacar y escurrir en papel de cocina para que pierdan el exceso de aceite.

Servir calientes, napandolos con la salsa.

Buñuelos de queso y jamon

Los buñuelos son un entrante muy populares en muchos países. Pueden ser tanto dulces, como salados.

100 gr de queso de bola, 75 gr de jamón de York, 50 gr de mantequilla, 125 gr de harina de fuerza, 2 huevos, aceite de freír, sal, pimienta negra molida.

Cortar el jamón y el queso en dados pequeños. En una cacerola poner 200 ml de agua a calentar a fuego suave. Cuando rompa a hervir, retirar del fuego y añadir la harina. Remover enérgicamente.

Poner de nuevo la cacerola a fuego suave, y sin dejar de remover, mantenerla 2 m. De jardín que enfriar, añadir los huevos y batir. Incorporar el queso, el jamón y la pimienta.

Poner el aceite a calentar en una cacerola a fuego medio. Cuando este caliente, dejar caer porciones de masa del tamaño de una cuchara de café. Freír por ambos lados y escurrir sobre papel absorbente. Servir calientes.

Pastelitos de patata

La patata es una de las hortalizas más consumidas y se cultiva en todos los continentes. Aporta nutrientes, fibra y muy poca grasa.

500 gr de patatas, sal, pimienta negra molida, 35 gr de mantequilla, 2 huevos, 120 gr de harina.

Hervir las patatas en agua con sal. Escurrirlas bien y triturarlas. Salpimentar e incorporar el huevo. Mezclar bien.

Poner el puré en un bol e ir añadiendo harina hasta tener una masa ligera. Amasar con rapidez para que no se enfríe.

Ponerla masa en una mesa literatura harinada y extenderla. Cortar en círculos de unos 5-6 cm.

Poner una sartén a fuego medio y engrasar la con aceite. Pasar los pastelitos y dorarlos por ambas caras. Servir calientes, acompañados de mantequilla.

Huevos rellenos

Los huevos rellenos son un plato típico de toda la geografía española e incluso a nivel mundial. Se elaboran de diferentes maneras y esta recetó es de como los hacia mi madre.

6 huevos cocidos, mayonesa, tomate frito, 60 gr de atún en conserva, unas hojas de lechuga.

Partir los huevos por la mitad, sacarles la yema y reservar. En un bol mezclar la mitad de las yemas de los huevos, el atún escurridizo y una cucharada de tomate frito. Removee bien.

En un plato poner la lechuga cortada en Juliana. Rellenar las huevos con esta mezcla. Distribuir encima de la lechuga. Poner una cucharada de mayonesa encima de cada huevo y espolvorear por encima el resto de yemas. Servir frío.

Aguacates con melva y parmesano

Uno de esos días en que tienes varios ingredientes en tu nevera, los combinas, y de repente aparece una combinación maravillosa. Pues este plato es de uno de esos días.

2 aguacates, 1 lata de melva en aceite de oliva, parmesano rallado, vinagre de vino blanco, sal.

Cortar el aguacate en cuanto trozos a lo largo. Pelarlo y quitarle el hueso. Laminarlo a lo largo y distribuirlo encima de un plato. Escurrir la melva y ponerla encima del aguacate. Aliñar y añadir el parmesano por encima. Servir frío.

Pastel de queso y calabaza

La calabaza es una hortaliza digestiva y repleta de propiedades. Es originaria de América. Proporciona vitaminas y minerales sin aportar apenas calorías.

1, 5 kg de calabaza, 300 gr de galletas saladas, 20 gr de mantequilla, 200 gr de queso crema, 3 huevos, orégano, sal, pimienta negra molida.

Pelar la calabaza y quitarle las semillas. Cortarla en trozos pequeños. Ponerla a cocer en agua con sal unos 12 m. Sacar y reservar.

Triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla. Pon está masa en el fondo de un molde. Batir la calabaza, el queso y los huevos. Salpimentar.

Rellenar el molde con esta mezcla. Meter al horno 40 m a 200°. Sacar y dejar enfriar.

Desmoldar y servir con orégano por encima. La galleta debe de quedar debajo.

Langostinos con bacon

Un aperitivo original. Podemos sustituir el bacón por jamón o panceta.

12 langostinos crudos, 12 lonchas de bacon semi ahumado, 1 cebolla, aceite de oliva, 50 ml de nata líquida, 1 chorreón de coñac, pimienta blanca molida.

Pelar las langostinos. Enrollarlos con la loncha de bacon y pincharlos con un palillo. Poner el aceite a calentar a fuego medio. Dorar los langostinos en el aceite. Sacar y reservar.

Cortar la cebolla pequeña y pocharla en el aceite a fuego suave. Añadir los langostinos. Regar con el coñac y flambear a fuego vivo. Añadir la nata y agregar pimienta al gusto. Dejar a fuego medio 10 m. Servir caliente.

Bomba de patata

Uno de las pocas tapas reconocibles de la gastronomía catalana junto con las bravas. Aunque también se sirven en otras partes de la península. Se suele rellenar de carne (al gusto), aunque también las podremos hacer de pescado o verduras. Siempre acompañadas de salsa brava.

700 gr de patatas, 2 dientes de ajo, 100 gr de carne  picada, salsa brava, sal, pimienta negra molida, 1 huevo, harina, aceite de oliva, aceite de freír, tomillo.

Poner las patatas peladas en una cacerola a fuego medio con agua y sal. Cocer hasta que estén tiernas. Sacar, escurrir y dejar enfriar. Cuando estén frías, triturar con un tenedor y añadir el huevo. Hacer una masa, envolver en film y dejar reposar en la nevera 2 h.

Pelar y picar los ajos menuditos. Ponerlos a fuego suave en una sartén con aceite. Cuando estén dorados, añadir la carne, salpimentar y agregar el tomillo. Terminar con un poco de salsa brava. Dejar enfriar.

Hacer bolas con la masa de patata y rellenar con una cucharada de carne. Compactar bien. Pasarlas por la harina y freírlas en aceite bien caliente.

Servir calientes cubriéndolas de salsa brava.

Higos, jamón y tomate

Un sencillo aperitivo con una mezcla explosiva de sabores; por un lado tenemos el dulzor fresco del higo, el curado salado del jamón y la acidez del tomate.

4 higos, 1/2 tomate, 16 lonchas de jamón, aceite de oliva.

Lavar y cortar los higos por la mitad. Cortar el tomate en 4 rodajas y después por la mitad.

En un plato poner las mitades de higo. Cubrir con una loncha de jamón. Después poner el tomate y volver a cubrirlos con la otra loncha de jamón. Para terminar, regar con el aceite.