Tarta de patata y zanahoria

Una receta propia. La zanahoria es usada frecuentemente en repostería, sin embargo la patata es otra cosa.

500 gr de patatas, 500 gr de zanahorias, 250 gr de azúcar, 200 gr de coco rallado, 200 ml de zumo de piña, 200 gr de fresas, mantequilla.

Pelar las patatas y las zanahorias. Poner a calentar una cacerola con agua y 50 gr de azúcar. Cuando comience a hervir, añadir las zanahorias y dejar cocer hasta que estén tiernas, pero no demasiado. Sacar y dejar enfriar. Repetir la misma operación con las patatas.

Aplastar la zanahorias con un tenedor, agregando la mitad del azúcar y la mitad del coco. Repetir la operación con las patatas.

Untar un molde alto de mantequilla. Poner la masa de zanahoria en el fondo. Apretar con las manos. Repartir por encima la masa de patatas. Hornear al baño María 50 m a 190°.

Desmoldar y dejar enfriar. Cuando esté frío, cortar en porciones de 2 cm de grosor.

En una sartén poner a calentar el zumo. Dejar reducir a la mitad y añadir las fresas cortadas en dados pequeños. Dejar a fuego suave 25 m. Cuando la salsa este fría, añadir a la tarta por encima.

Natillas a la crema quemada

Antigua receta de gran tradición en la cocina extremeña.

1 L de leche, 10 yemas de huevo, 300 gr de azucar, 1 rama de canela, 1 cáscara de naranja, 1 cáscara de limón, 1 cucharada de maicena, miel, 15 gr de azúcar glass, 125 ml de coñac.

En un cazo poner la leche, a la que habremos añadido la canela, las cáscaras y el azúcar. Cuando comience a hervir, retirar del fuego y colar.

A parte, batir las yemas con la maicena. Juntar con la leche y poner en el fuego a calentar hasta que hierva. Remover para que no se queme. Retirar del fuego y poner en recipientes individuales.

En una sartén poner el azúcar glass y cubrir de agua. Hacer caramelo, añadir la miel, el licor y dejar evaporar. Una vez frío, añadir a las natillas.

Tarta de queso de la Viña

Un postre muy fácil de hacer, que resulta una explosión de sabor. Receta de origen vasco.

600 gr de queso crema, 4 huevos, 250 g de azúcar, 5 gr de harina, 300 ml de nata de repostería.

Mezclar todos los ingredientes en un bol batiendolos homogéneamente. Forrar un molde con papel de horno, dejando unos 5 cm de altura que salgan del molde.

Hornear 40 m a 220°. Cuando termine, dejar en el horno con la puerta entreabierta, para que se enfríe poco a poco. Una vez fría, conservar en l nevera hasta el momento de servir.

Crema de mascarpone y frutos rojos

Postre de mi invención. Sencillo y muy rápido de hacer. Contrastan de sabor, dulce y ácido.

200 gr de mascarpone, 150 gr de yogurt griego, 150 gr de frutos rojos (fresas, grosellas, moras, arándanos, etc…), miel.

En un bol y ayuda de un batidor mezclar el mascarpone y el yogurt hasta que estén bien ligados. Distribuir por encima los frutos rojos y regar con la miel. Servir frío.

Plátanos con miel

El plátano es una fruta acuosa, rica en fibra, y con pocas calorías. Además es rico en potasio, vitamina A y B.

6 plátanos, 50 gr de mantequilla, 100 gr de pasas, 10 ml coñac, 60 ml de miel.

Pelar y cortar los plátanos por la mitad a lo largo. Ponerlos en una fuentes y rociarlos con 1/3 de la miel.

En una fuente de horno, distribuir por el fondo la mantequilla derretida. Cubrir con los plátanos. Poner el horno a 180° y cocinar los plátanos, 2 m por cada lado. Incorporar las pasas, que habremos macerado previamente en el coñac al menos 1 h. Echar por encima el resto de la miel, calentar 10 m. Servir calientes en la misma fuente.

Manzanas a la naranja

La manzana es una fruta con un sabor dulce y algo de acidez, que junto con el resto de ingredientes de este postre hacen un postre más que interesante.

3 manzanas rojas, 2 naranjas, 100 gr de avellanas, 30 gr de pasas, 400 mL cava, 15 gr de azúcar Moreno, azúcar, maicena.

Descorazonar las manzanas. Exprimir las naranjas y rallar la cáscara de una de ellas. Colocar las manzanas en una fuente de horno. En un cuenco mezclar las avellanas y las pasas partidas, el azúcar moreno, el zumo y la ralladura de naranja. Rellenar con esta mezcla el interior de las manzanas.

Regar las manzanas con el cava, reservando unos 30 ml. Meter en el horno a 180° unos 25 m. Disolver la maicena en el cava y el azúcar en un cazó a fuego suave. Rociar las manzanas con esta salsa antes de servir.

Manzanas con costra

Hacer productos «en costra» significa cubrir el producto de una masa, comúnmente crujiente, que suele ir gratinada.

6 manzanas golden, canela en polvo, miel, 100 gr de harina de repostería, 100 gr de azúcar, 100 gr de mantequilla.

Descorazonar las manzanas. Pelarlas y laminarlas. Colocar en una fuente de horno, previamente untada de mantequilla. Entre capa y capa de manzana espolvorear con miel y canela. Hacer una masa con la mantequilla, el azúcar y la harina. Poner sobre las manzanas.

Precalentar el horno a 200°, meter las manzanas en el horno y cocer hasta que la masa este dorada y crujiente. Servir caliente o fría, según el gusto.

Croquetas de chocolate blanco y coco

Una receta que se me ocurrió después de hacer las croquetas de chocolate, me sobraba una bolsa de coco rallado y no sabia para que utilizarla. Tras varias pruebas, aquí tenéis el resultado.

100 gr de mantequilla, 150 gr de cobertura de chocolate blanco, 200 gr de harina, 250 gr de coco rallado, 500 ml de leche, 500 ml de leche de coco, sémola, 4 huevos.

En una cacerola poner la mantequilla a fuego medio, cuando este derretida, añadir la cobertura y desleírla junto con la mantequilla. Añadir la harina, el coco y mezclarlo todo. Añadir la leche, la leche de coco y remover constantemente con la ayuda de un batidor. Cuando la masa comience a esperarse y a despegarse de las paredes de la cacerola, estará lista.

En una bandeja poner un chorreón de aceite y extenderlo por toda la superficie. Poner encima la masa y cubrirla con film. Dejar enfriar durante al menos 4 horas en la nevera.  Sacar y formar la croquetas. Pasarlas por huevo y una mezcla de coco rallado y sémola para empanarlas. Freírlas en abundante aceite bien caliente. Servir calientes.

Croquetas de chocolate

croq chocolate

Tras mucho buscar en libros e internet una receta para hacer las croquetas de chocolate y no parecerme ninguna receta correcta, decidí hacerlas por mi cuenta modificando un poco la receta de bechamel tradicional, añadiéndole a esta cobertura de chocolate y cacao. Los resultados han sido impresionantes. Os gustaran.

200 gr de mantequilla, 200 gr de cobertura de chocolate, 200 gr  de harina, 250 gr de cacao en polvo, 1 L de leche, 100 gr de sémola de trigo, 4 huevos, aceite de freír.

En una cacerola poner la mantequilla a fuego medio, cuando este derretida, añadir la cobertura y desleírla junto con la mantequilla. Añadir la harina, el cacao y mezclarlo todo. Añadir la leche y remover constantemente con la ayuda de un batidor. Cuando la masa comience a esperarse y a despegarse de las paredes de la cacerola, estará lista la masa.

En una bandeja poner un chorreón de aceite y extenderlo por toda la superficie. Poner encima la masa y cubrirla con film. Dejar enfriar durante al menos 4 horas en la nevera.  Sacar y formar la croquetas. Pasarlas por huevo y una mezcla de cacao y sémola para empanarlas. Freírlas en abundante aceite bien caliente. Servir calientes.

Torrijas

La torrija, torreja o tostada es un dulce típico de las celebraciones generalmente de Cuaresma y Semana Santa en España. Consiste en una rebanada de pan que es empapada en leche o vino con miel y especias, y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en aceite.

1 barra de pan, 470 gr de azúcar, 200 ml de leche, 3 huevos, aceite de freír, 1 limón.

Cortar la barra dev pan de rodajas de 3 cm de ancho. En una cazo calentar la leche con 70 gr de azúcar. Apartar y mojar en las rebanadas de pan con esta leche. Ejn un cazo mezclar 400 de azúcar, la mitad de la cascara del limón y 400 ml de agua y dejar hervir hasta que tengamos un almíbar.

Batir los huevos y pasar las torrijas por ellos. Poner a calentar el aceite, y cuando este bien caliente, freír en el el pan. Pasarlas después por el almíbar, sacarlas y ponerlas en una fuente. Verter el almíbar sobrante por encima de las torrijas una vez terminadas. Servir frías.