Pasta fresca

La pasta, elemento básico de la dieta italiana, se a convertido también en uno de nuestros platos indispensables.

200 gr de harina, 4 yemas de huevo, sal.

Tamizar la harina encima de la mesa. Hacer un hueco en el centro formando un «volcán», e introducir en el las yemas y la sal. Trabajar hasta obtener una masa lisa y homogénea. Tapar la masa con film y meterla en la nevera al menos 30 m, antes de usarla.

Pappardelle con salsa de galeras

Pappardelle es una especie de fettuccine anchas. El nombre deriva del verbo “pappare” que en italiano se traduce como: engullir.

400 gr de pappardelle, 500 gr de galeras, 150 ml de caldo de pescado, 200 gr de salsa de tomate, aceite de oliva, 1 puerro, 1 diente de ajo, 1 guindilla, sal, 50 ml de vino blanco.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 3 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Cortar el ajo y el puerro en juliana. Saltearlo en una cacerola con aceite hasta que estén pochados. Limpiar las galeras y añadírselas, junto con la guindilla. Regar con el vino y dejar que se evapore el alcohol. Agregar el tomate y dejar cocer 10 m mas. Añadir el caldo de pescado y la pasta. Remover bien para que liguen bien los ingredientes. Servir caliente.

Macarrones 4 quesos

Este es un plato que teníamos de sugerencia en un restaurante italiano en el que trabaje hace unos años. Me gusta la combinación de verduras, junto con la salsa y la pasta. Un resultado delicioso, como podréis comprobar.

400 gr de macarrones, 200 ml de salsa 4 quesos, 200 gr de brócoli, 2 zanahorias, sal, pimienta blanca molida, aceite de girasol.

 Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

Pelar las zanahorias y cortarlas en bastones de unos 2 cm de largo. sacar el brócoli en ramilletes. Poner una cacerola a fuego medio con agua y un poco de sal. Cuando comience a hervir, añadir las verduras y dejarlas 6 m. Sacarlas y ponerlas a enfriar en agua con hielo, para cortarles la cocción. En una cacerola poner a calentar a fuego medio la salsa 4 quesos junto con las verduras, cuando comience a hervir, bajarle el fuego y añadir los macarrones, remover para que no se peguen. Salpimentar y servir calientes.

Lasaña boloñesa

La lasaña es un tipo de pasta que se sirve en láminas, además de denominarse así también a un plato que tiene pasta en láminas intercaladas con carne, pescado,verduras o bechamel. Se trata de un plato de origen griego/italiano.

20 laminas de lasaña, 500 gr de salsa boloñesa, 600 gr de salsa bechamel, 300 gr de tomate frito, 100 gr de queso rallado, sal, aceite de oliva.

Cocer las placas de lasaña en agua hirviendo, sacar y poner encima de un paño húmedo hasta que tengamos que usarla. En una fuente de horno rectangular, untarla con aceite y disponer sobre ella una capa de laminas de lasaña. Cubrirla con una capa de boloñesa y una de bechamel, poner otra capa de laminas de lasaña y seguir alternativamente hasta que se nos terminen las laminas. Para terminar, pondremos una capa de laminas , la cual cubriremos de bechamel y espolvorearemos el queso por encima. Hornear 220º, hasta que el queso este dorado. Servir caliente.

Espaguetis con berenjenas

Su cultivo es antiquísimo, desde más del 2000 a. C. y existen innumerables documentos escritos donde sitúan su origen en el sudeste asiático. Los datos más antiguos que se conocen la establecen en  la India, Birmania y en China. Llevada por comerciantes árabes pasó al norte de África y más tarde, en la Edad Media, entró a Europa por la España musulmana, desde donde se extendió su cultivo por los países cálidos del Mediterráneo.

300 gr de espaguetis, 1 berenjena, 8 anchoas, 2 dientes de ajo, 1 guindilla, aceite de oliva, queso rallado, sal, pimienta negra molida.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 6 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que se enfrié, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Pelar la berenjena, cortarla en dados y salarla.  Machacar en un mortero las anchoas, la guindilla y una pizca de aceite. En una sartén poner aceite a fuego medio. Cuando este caliente dorar en el los ajos laminados. Añadir las berenjenas y el majado al fuego, saltear unos minutos y añadir el queso rallado. Rectificar de sal y añadir la pasta con un poco de caldo de su cocción. Saltear bien. Servir calientes.

Fettucinne a la crema de pesto

Una variante de los espaguetis al pesto. Se le añaden nata y se cambia la pasta para que esta absorba mas salsa.

200  gr de fettuccine, 200 ml de nata liquida, 1/4 receta de pesto, sal, aceite de oliva, 30 gr de piñones.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 2 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Poner el pesto en una sartén a calentar junto con un poco de aceite de oliva. Agregar la nata y mezclar bien a fuego suave. Añadir los fetuccine y saltearlos bien. Corregir de sal. Servir calientes, en un plato hondo, repartiendo los piñones por encima.

Espaguetis al pesto

espaguetis al pesto

Los espaguetis son un tipo de pasta con forma larga y delgada, de sección circular. Son de origen oriental, aunque la pasta en Italia a evolucionado de manera distinta que en China, llegando a ser una referencia culinaria en la cocina mundial.

300 gr de espaguetis, 1/2 receta de salsa pesto, 50 gr de piñones, sal, aceite de oliva, aceite vegetal, aceite de oliva.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 6 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que que se enfrié, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Poner el pesto en una sartén a calentar junto con un chorreon de aceite de oliva. Añadir los espaguetis y saltearlos bien. Corregir de sal. Servir calientes, en un plato hondo, repartiendo los piñones por encima.

Espagetsi al «frutti di mare»

Frutti di mare

El «frutti di mare» es un estilo de hacer la pasta con marisco, lo que, junto a las verduras, le da una sabrosura especial a la pasta.

300 gr de spaguettis, 70 gr de gambas, 150 gr de mejillones, 100 gr d ealmejas50 gr de sepia, aceite de oliva, sal, perejil, 4 dientes de ajo, 1 tomate, 300 gr de salsa de tomate frito.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 6 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que que se enfrié, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Pelar y cortar el ajo finamente. Rehogarlo en una cacerola con aceite de oliva a fuego suave. Añadir las gambas peladas, las almejas y la sepia cortada en finas tiras. Rehogar bien y añadir el tomate, que previamente habremos escalfado y cortado en dados. Sofreírlo a fuego suave y añadir la pasta, el tomate frito y los mejillones. Dejarlo coser a fuego suave hasta que se abran los mejillones. Corregir de sal. Picar finamente perejil y añadírselo al plato. Servir caliente.

Pappardelle al pomodoro

Pappardelle es una especie de fettuccine anchos. El nombre deriva del verbo “pappare” que en italiano se traduce como: engullir.

300 gr de pappardelle, 100 gr de tomates cherry, unas hojas de albahaca, 3 dientes de ajos, aceite de oliva, 100 gr de concentrado de tomate, sal.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 3 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Pelar y picar los ajos. Ponerlos en una sartén a calentar junto a un chorreon de aceite. Cuando comiencen a dorarse, añadir las tomates cortados por la mitad y dejarlos sofreír un rato a fuego medio. Añadir el concentrado de tomate, la albahaca cortada en juliana y dejar calentar a fuego medio 5 m, para que mezcle bien. Añadir la pasta con un poco de agua de la cocción. Corregir de sal. Servir caliente.

 

Fettucini con setas de cardo

Combinación de pasta con un producto de la tierra, muy común y económico.

250 gr de fettucini,, aceite de oliva, 4 ajos, 1 guindilla, 300 gr de setas de cardo, sal.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 2 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y escurrirla y ponerla en una bandeja, poner hielo en otra bandeja y poner la de la pasta encima para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Picar los ajos y ponerlos a refreír en una sartén con aceite. Cuando estén dorados, añadir las setas cortadas en tiras. Rehogar hasta que estén pochadas, añadir la guindilla finamente picada y la sal. Agregar la pasta y mezclar bien. Servir caliente.