Alitas al limón

Una de las carnes más usadas a nivel mundial es el pollo. De este, se puede usar prácticamente todo. Las alas es una parte con poca carne, pero especialmente sabrosa.

500 gr de alitas de pollo, 1 kg de limones, 200 ml de vino blanco, 6 dientes de ajo, perejil, orégano, sal, aceite de freír.

Partir las alitas en dos partes. machacar los ajos, cortar en juliana el perejil. Poner el vino, los ajos, el perejil, el orégano y la sal en un recipiente junto con las alitas. Exprimir los limones y añadirselo. Mezclar bien y dejar reposar 12 h.

Poner en una cacerola el aceite a fuego fuerte, y cuando esté caliente, freír en el las alitas. Escurrir después de sacar. Servir calientes.

También podemos prescindir de freírlas y hacerlas a la plancha. Están deliciosas.

Fiambre de pollo

La carne de pollo es una de las más consumidas en el mundo. En concreto, las pechugas, son una de las más usadas, tanto para consumirlas enteras como para usar las en otras preparaciones.

2 pechugas de pollo, 1 huevo, 150 gr de jamón York, 100 gr de jamón Serrano, vino blanco, 60 gr de miga de pan, leche, sal, pimienta negra molida, mejorana.

Picar las pechugas y el York pequeños. Batir el huevo y mezclar con el pollo y el York, el vino, la mejorana, la sal, la pimienta y la miga de pan que previamente habremos remojado en la leche. Dejar reposar esta masa 1 h.

Cubrir un molde de horno con papel de aluminio. Distribuir el preparado en capas, poniendo entre medio, capas de jamón serrano en lonchas. Envolver y hornear 45 m a 180°. Desmoldar sin sacar del papel de aluminio y dejar enfriar con un peso encima. Servir frío.

Pollo frito

El pollo frito es quizá una de las preparaciones del pollo más común en diversos países de diferentes continentes. En cada lugar de una manera diferente, es un plato internacional.

1 pollo, 2 cabezas de ajos, 200 mL de vino blanco, sal, 2 limones,coñac, tomillo, aceite de freír.

Trocear el pollo en pedazos grandes. Machacar los ajos. Poner el pollo en un recipiente, añadir los ajos, la sal, el zumo de los limones, el tomillo y el vino. Remover con las manos, y al final, añadir un chorreon generoso de coñac. Dejar reposar al menos 6 h.

Escurrir el pollo. Poner el aceite a calentar en una cacerola a fuego vivo. Cuando este caliente, meter los trozos de pollo y los ajos a freír, hasta que estén dorados. Al sacarlos, escurrirlos para eliminar el sobrante de aceite. Servir caliente.

Pechugas rellenas

Un plato muy socorrido para cualquier imprevisto. Yo las suelo rellenar con carne picada, pero también se pueden rellenar con huevo duro, zanahoria, calabacín, pasas, orejones, etc…

2 pechugas de pollo, 100 gr de carne de cerdo picada, 1 huevo duro, sal.

Abrir las pechugas en forma de libro. Salarlas. Extender la carne picada pie encima. Cortar el huevo a rodajas y ponerlo encima de la carne. Enrrollarlas y envolverlas en papel de aluminio.

Meterlas en el horno 20 m a 180° . Sacarlas, dejarlas enfriar y cortarlas en rodajas gruesas para servir.

Sopa de higaditos de pollo

Las visceras son parte fundamental de la cocina española.  Aunque ultimamente no se usen mucho en la cocina actual, las recetas con visceras (pollo,cerdo,tenera,cordero), estan presentes en la mayoria  de las provincias, ya sean callos, higado, riñones, caretas, sesos, etc…

6 higaditos de pollo, 2 L de caldo de pollo, 12 almendras, 1 yema de huevo cocida, 1 cucharada de maicena, 2 dientes de ajo, unas hebras de azafran, sal, pimienta negra molida, 6 rebanadas de pan frito.

Freir en un poco de aceite los ajos enteros, dorarlos y retirarlos. Dorar igualmente las almendras. Salpimentar los higaditos y dorarlos en el mismo aceite.  Tostar el azafran y diluirlo en un poco de caldo. En el vaso de una batidora poner los higaditos, las almendras y el azafran. Molerlos. Pasar este pure a una cazuela a fuego suave y dejarlo hervir 10 m. Disolver la maicena en un poco de agua, añadir la yema de huevo machacada y agregarselo a la sopa.  Añadir el resto del liquido y cocer 15 m mas. corregir de sal. Servir caliente acompañada de pan frito.

Alitas de pollo al limon

Las alitas de pollo son un plato que da mucho juego en la cocina internacional, ya que el pollo esta presente en todas las culturas. Hay muchas recetas muy conocidas para hacerlas; al limón, a la barbacoa, fritas, adobadas, etc.. Hoy concretamente las pongo al limon, como las ponen en el popular bar de Gonzalo en la calle Relator.

1/2 kg de alitas de pollo, sal, aceite de freír, 4 limones.

Cortar el pico de las alitas y partirlas por la mitad. Lavarlas y quitarles las plumas que piedan tener. Salarlas. Poner el aceite a calentar a fuego fuerte, y cuando este hirviendo, añadir las alitas hasta que esten doradas. Sacarlas, ponerlas en un plato con un papel absorvente, para que suelten el   aceite sobrante. Retirar el papel y exprimerle los limones encima. Servir calientes.

Pollo a la crema de champiñones

La carne de pollo es de las más comidas en todo el mundo y esto se debe a su bajo costo. Cabe destacar que adquiere un gran valor nutricional debido a que se digiere más fácilmente que las carnes rojas.

1 pollo, 1 cebolla, 6 champiñones, 200 ml de caldo blanco, 200 ml de vino blanco, 50 gr de tocino, 200 ml de nata, 1 yema de huevo, sal, aceite de oliva, harina, laurel, tomillo.

Cortar el tocino en trocitos y rehogarlo en aceite caliente, retirarlo y sofreír en el aceite la cebolla cortada en juliana. Añadir el pollo cortado en cuartos y cuando tome color, espolvorearlo de harina. Añadir el vino y el caldo, hervir. Cortar los champiñones en cuatro trozos  y las hierbas aromáticas. Dejar a fuego medio hasta que el pollo este tierno. Retirar el pollo y pasar la salsa por la batidora hasta que sea una crema fina. Añadir la nata  mezclada con la yema. Servir el pollo cubierto con la salsa.

Pechugas al oloroso

pollo moscatel

Quizás la parte mas popular y sabrosa del pollo es la pechuga. Apreciada en todas las culturas y países del mundo. También es una carne muy seca, por lo cual la favorecen las salsas y especialmente las salsas dulces, como esta.

2 pechugas de pollo, 200 ml de oloroso, 100 gr de ciruelas pasas, 50 ml de nata, 20 gr de mantequilla, sal, pimienta blanca molida, 1 pastilla de caldo de carne.

Salpimentar las pechugas. Dorarlas en la mantequilla. Retirarlas, sacar la mitad de la mantequilla y añadir el resto de ingredientes. Cocer 10 m, hasta que ligue la salsa. Incorporar la salsa y dejar a fuego lento 10 m mas. Servir caliente las pechugas con la salsa por encima.

Sangre con tomate

sangre con tomateEn algunas culturas se consume la sangre como alimento, a menudo en combinación con carne. Puede hacerse en morcillas, como espesante para salsas, en salazón, guisada o en sopa.

1 kg de sangre de pollo, 1 kg de tomate frito, aceite de freír, sal, 2 cebollas, aceite de oliva, 1 hoja de laurel, pimienta en grano.

Pelar y picar en juliana las cebollas. Pocharlas en aceite caliente en una cacerola a fuego medio. Añadir el laurel y la pimienta. Cortar la sangre en dados de 2×2 y añadírsela al guiso, removiéndola con cuidado para que no se deshaga. Por ultima añadir el tomate frito y bajar el fuego, dejando mezclar todo el conjunto, removiéndola con cuidado. Corregir de sal. Servir caliente.

Pechugas de pollo rellenas de espinacas

Quizás la parte mas popular y sabrosa del pollo es la pechuga. Apreciada en todas las culturas y países del mundo.

2 pechugas de pollo, 100 gr de espinacas, 1 pastilla de caldo de carne, 1 huevo, 1 diente de ajo, 200 gr de champiñones,1 cebolla, 100 ml de manzanilla, sal, aceite de oliva, harina, 300 ml de caldo blanco.

Abrir las pechugas por la mitad transversalmente. Escurrir bien las espinacas, mezclarlas con el huevo y el ajo muy picado. Repartir esta mezcla dentro de las pechugas, cerrándolas con palillos. Enharinar las pechugas y dorarlas en una sartén con aceite de oliva bien caliente. Cortar la cebolla en juliana y pocharla en una sartén con aceite. Añadírsela a las pechugas junto con el caldo, la pastilla de caldo de carne, y los champiñones laminados. Dejar cocer 20 m. Corregir de sal. Sacar las pechugas, dejarlas enfriar y cortarlas en rodajas gruesas. Añadir un poco de harina a la salsa para que se espese. Cubrirlas con la salsa caliente.