Macarrones 4 quesos

Este es un plato que teníamos de sugerencia en un restaurante italiano en el que trabaje hace unos años. Me gusta la combinación de verduras, junto con la salsa y la pasta. Un resultado delicioso, como podréis comprobar.

400 gr de macarrones, 200 ml de salsa 4 quesos, 200 gr de brócoli, 2 zanahorias, sal, pimienta blanca molida, aceite de girasol.

 Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

Pelar las zanahorias y cortarlas en bastones de unos 2 cm de largo. sacar el brócoli en ramilletes. Poner una cacerola a fuego medio con agua y un poco de sal. Cuando comience a hervir, añadir las verduras y dejarlas 6 m. Sacarlas y ponerlas a enfriar en agua con hielo, para cortarles la cocción. En una cacerola poner a calentar a fuego medio la salsa 4 quesos junto con las verduras, cuando comience a hervir, bajarle el fuego y añadir los macarrones, remover para que no se peguen. Salpimentar y servir calientes.

Pasta con mejillones

 Los fideos fueron un producto traído por los italianos (en italiano Maccheroni), y hasta fines del siglo XIX fue un tipo de pasta típico de la cocina del llamado Mezzogiorno de Italia; desde esa época y debido a la gran emigración, los macarrones se han difundido en casi toda Italia y otras partes del mundo.

500 gr de conchas, 4 tomates, 1 cebolla,250 gr de champiñones, 3 dientes de ajo, 1 k de mejillones cocidos, 200 ml de vino blanco, aceite de oliva, orégano, perejil, sal, pimienta negra molida.

Picar el ajo y la cebolla y ponerlos a pochar en una sartén con aceite a fuego medio. Añadir los champiñones en laminas y dejar cocer hasta que estén tiernos. Reservar. En otra sartén poner aceite a calentar, añadir los tomates pelados y cortados en dados junto con el caldo de cocción de los mejillones. Salpimentar. Dejar cocer a fuego lento y añadir el orégano y el perejil picado. Cuando la salsa comience a espesar, añadir la otra sartén y mezclarla bien.

Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 6 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua fría. Mezclar la pasta con la salsa y los mejillones en una cacerola a fuego medio. Servir caliente.

 

Macarrones con salmón

La producción del salmón ahumado proviene de un ahumado en frío, por la exposición directa del humo proveniente directamente de la combustión de madera, a unos 30ºC. El ahumado en frío no cuece el pescado, lo que le da una textura más delicada.

400 gr de macarrones, aceite de oliva, perejil, 2 dientes de ajo, 1 pimiento rojo, 1 vaso de vino blanco, 200 ml de nata, sal, pimienta negra molida, 100 gr de salmón ahumado.

Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

En una sarten poner el aceite a calentar y rehogar en ella los ajos, el perejil y el pimiento  muy picados. Añadir el vino y dejar que evapore. Agregar el salmón en trocitos y la nata y dejar ligar a fuego suave durante 10 m. Salpimentar. Agregar la pasta y remover el conjunto para que la pasta coja todo el sabor de la salsa. Servir caliente.

Tortiglioni con pollo y pimientos

Se denomina tortiglioni a un tipo de pasta de forma cilíndrica que posee ciertas estrías en su superficie exterior.

400 gr de tortiglioni, 3  tomates, 200 gr de pollo, 1 pimiento amarillo, 1 pimiento rojo, 1 cebolla, 4 cucharadas de aceite de oliva, sal, pimienta.

Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

Cortar el pollo en dados y dorarlo en una sarten con aceite, agregar la cebolla en juliana y los pimientos y los tomates en dados y refreirlos, alimentándolos. Agregar los tortiglioni a esta salsa y mezclarlos bien para que cojan el sabor. Rectificar de sal y servir calientes.

Macarrones con salsa de quesos y chocolate blanco

Esta receta la encontré en un libro dedicado al chocolate que compre hace tiempo y  la he modificado un poco. El resultado es espectacular, un plato riquísimo.

400 gr de macarrones, 550 ml de leche, 100 gr  de chocolate blanco, 75 gr de pistachos, 125 gr de mascarpone, 125 gr de queso de cabra, aceite vegetal, sal, 3 cucharadas de virutas de chocolate.

Poner en una cacerola alta a hervir 1/2  L de agua y  1/2  L de leche con un poco de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 16 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua  y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue.

En una cacerola poner 50 cl de leche y cuando este templada añadir el chocolate blanco troceado, el mascarpone y el queso de cabra. Remover con una varilla para que mezcle bien. Cuando la salsa este homogénea añadimos los macarrones. En el momento de servir, espolvorear por encima las virutas de chocolate y los piñones triturados.

Macarrones gratinados

El macarrón es un tipo de pasta confeccionado con agua, harina, que suele tener forma de tubo alargado. Hay mas de 500 tipos de macarrones en el mundo.

300 gr de macarrones, 400 gr de tomate frito, 100 gr de queso rallado, 50 gr de mantequilla, sal.

Poner en una cacerola alta a hervir agua con un puñado de sal, y cuando comience a hervir,  añadir la pasta y cocer durante 12 m, sin dejar de remover para que no se pegue la pasta. Cuando se termine de cocer la pasta, sacar y sumergirla en agua para que se enfrié y ponerla en una bandeja para que se vaya enfriando, añadir un chorreón de aceite vegetal en la pasta para que no se pegue. Remover de vez en cuando.

Escurrir los macarrones, pintar con la mantequilla una bandeja de horno en la que pondremos los macarrones y los corregimos de sal. Añadimos el tomate frito y por encima el queso rallado y lo metemos en el horno a 200º hasta que este dorado. Servir caliente.