Sangre con tomate

sangre con tomateEn algunas culturas se consume la sangre como alimento, a menudo en combinación con carne. Puede hacerse en morcillas, como espesante para salsas, en salazón, guisada o en sopa.

1 kg de sangre de pollo, 1 kg de tomate frito, aceite de freír, sal, 2 cebollas, aceite de oliva, 1 hoja de laurel, pimienta en grano.

Pelar y picar en juliana las cebollas. Pocharlas en aceite caliente en una cacerola a fuego medio. Añadir el laurel y la pimienta. Cortar la sangre en dados de 2×2 y añadírsela al guiso, removiéndola con cuidado para que no se deshaga. Por ultima añadir el tomate frito y bajar el fuego, dejando mezclar todo el conjunto, removiéndola con cuidado. Corregir de sal. Servir caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *