Pollo al vino

El vino es una bebida obtenida de la uva mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo. La fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras que transforman los azúcares del fruto en alcohol etílico y gas en forma de dióxido de carbono.

1 pollo, 150 gr de tocino entrebetao, aceite de oliva, 300 gr de champiñones, , 3 dientes de ajo, 1 cebolla, 200 ml de vino blanco, 100 ml de vino tinto, 1 chorreon de coñac, tomillo, harina, sal, pimienta negra en grano.

Trocear el pollo. Poner el aceite a calentar en una cacerola y sofreír en el el tocino picadito. Sacarlo y reservar. Salpimentar el pollo y dorarlo en este mismo aceite. Añadir el brandy y flambearlo. Picar los ajos y la cebolla y añadírselo, rehogándolos hasta que estén pochados. Añadir el vino blanco y el vino tinto. Tapar la cacerola y dejarlo cocer 30 m. Añadir los champiñones cuarteados y la harina. Incorporar el tocino y cubrir de caldo. Corregir de sal. Servir caliente.

Reduccion de vino tinto

En cocina se llama reducción al proceso de concentración o espesamiento de una sustancia líquida mediante evaporación o ebullición. La finalidad de la reducción es que la salsa o caldo posea un sabor más concentrado y logre «cuerpo». Se denomina así por reducirse el volumen del líquido. La operación de reducción se hace la mayoría de las veces a fuego intenso y suele durar unos minutos.

1 L de vino tinto, 300 gr de azúcar, 30 cl de zumo de limón.

En un cazo poner a calentar el vino junto con el azúcar y el zumo de limón a fuego medio y dejarlo reducido hasta un tercio de su volumen original. Nos tiene que quedar con la textura del caramelo liquido. Si nos queda mas espeso lo podremos arreglar añadiéndole un poco mas de zumo de limón  mientras los batimos.