Leche de almendras

La mal llamada leche de almendras, es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales. No contiene ni gluten ni lactosa.

200 gr de almendras crudas, 800 ml de agua.

Colocar las almendras en una cacerola y cubrirlas de agua. Dejar reposar 12 h. Escurrirlas y ponerlas en el vaso de una batidora y añadir los 800 ml de agua. Batir hasta obtener una crema fina. Guardarlas en la nevera. Nos durarán unos 10 días. Agitar antes e usarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *