Leche de almendras

La mal llamada leche de almendras, es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales. No contiene ni gluten ni lactosa.

200 gr de almendras crudas, 800 ml de agua.

Colocar las almendras en una cacerola y cubrirlas de agua. Dejar reposar 12 h. Escurrirlas y ponerlas en el vaso de una batidora y añadir los 800 ml de agua. Batir hasta obtener una crema fina. Guardarlas en la nevera. Nos durarán unos 10 días. Agitar antes e usarlas.

Crema de almendras y puerros

Una crema muy versátil, ya que debido a su consistencia la podemos servir caliente o fría, según la temporada.

50 gr de almendras crudas, 200 ml de leche evaporada, 4 puerros, 1 cebolla, 2 pastillas de caldo de carne, 10 gr de mantequilla, sal, pimienta negra molida.

Disolver las pastillas en 1500 ml de agua hirviendo. Rehogar en la mantequilla la cebolla y los puerros rallados. Antes de que comiencen a pocharse, añadir las almendras y freírlas durante unos minutos. Añadir el caldo y dejarlo cocer 10 m. Pasarlo por la batidora. Salpimentar. Añadir la leche evaporada y mezclarlo bien. Ser5vir caliente o fría, según el gusto.

Crema de almendras

La almendra es el fruto del almendro. Posee una película de color canela que la envuelve, además de una cáscara exterior que no es comestible, cuando tiene un color rosado amarillento, y es de sabor dulce

100 gr de almendras, 1 tallo de apio, 1 cebolla, 1 L de caldo blanco, mantequilla, harina, 200 ml de leche, 10 ml de nata, 1 yema de huevo, sal, pimienta negra molida.

Pelar y picar el apio y la cebolla muy pequeños. Picar las almendras.  Ponerlos a cocer en el caldo 20 m. Salpimentar. Pasarlo por la batidora y después por el chino.  En un cazo fundir la mantequilla, añadir las harina y la leche y hacer una bechamel clarita. Reservar 5 cucharadas y el resto mezclarla con el caldo. Cuando esta bechamel este templada, mezclarla con la yema batida y la nata y añadírsela a la crema. Mezclar bien todo. Tomar caliente o fría según el gusto.