Mermelada de espinacas

Hice una prueba y salio bien. La uso para acompañar queso o paté, o como base para pasteles salados o guarnición.

300 gr de espinacas en hojas, 300 gr de azúcar, 35 ml de vinagre de vino.

Picar las espinacas muy menuditas y ponerlas en una cazuela junto con el azúcar y el vinagre a fuego muy muy lento, durante aproximadamente 25 m, hasta que comience caramelizar. Se conserva fuera de la nevera en un tarro bien cerrado durante meses.

4 respuestas a «Mermelada de espinacas»

    1. Liz, el limón o el vinagre se usan para evitar que la mermelada se cuaje. Yo suelo usar el limón para frutas, y el vinagre con las verduras. De todas formas el efecto es el mismo, aunque el sabor puede variar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *