Cola de vacuno (toro o ternera) estofada

Su origen en la cocina española se sitúa el siglo XVI y en Córdoba, que en sus inicios se preparaba con los rabos de toros bravos, tras la corrida. Su suave carne se deshace entre la lengua y el paladar.

2 k de cola de vacuno (toro o ternera) cortada, 1 cebolla, 2 zanahorias, 1 puerro, 2 ramas de apio, 1 cabeza de ajos, 1 tomate, 2 pimientos verdes, 1 pimiento rojo, 1 hoja de laurel, 100 ml de aceite de oliva, unos granos de pimienta, 2 clavos, 1 vaso de vino tinto, 1 chorreon de brandy, 3 cucharadas de pimentón dulce, 2 guindillas, sal, 1 pastilla de caldo de carne.

En una cacerola alta ponemos la cola, la cubrimos de agua y cuando comience a hervir la retiramos del fuego y la lavamos con abundante agua fría. En una cacerola ponernos el aceite y la verdura cortada en trozos, el laurel, la pimienta, el clavo, la pastilla de caldo y la sal. Dejar pochar 15 m y agregar el vino, el brandy, las guindillas, el pimentón y la cola. Dejar hervir a fuego suave hasta que la carne este tierna y se pueda separar del hueso (entre 3 y 5 h).

Separar la carne de la salsa, coger la mitad de la verdura (las zanahorias no), triturarla y mezclarla con el resto de la salsa. Volver a añadírsela a la cola, corregir de sal. Servir caliente acompañadas de patatas fritas o cocidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *