Adobo de cazon

El adobo era muy utilizado en la Edad Media para disfrazar el sabor de la carne o el pescado que estaban en malas condiciones, ya que sus ingredientes principales son muy fuertes de sabor. Hoy en día, por suerte, esto no ocurre y el adobo se ha convertido en un aliño tradicional para muchos pescados y carnes. El que nos ocupa en concreto, es el que se le hace habitualmente al pescado en el sur de España.

1 k de cazón, 300 ml de vinagre de vino, sal, 1 L de agua, 50 gr de cominos en grano, 50 gr de orégano, 3 guindillas, 4 cucharadas de pimentón dulce, 1 cabeza de ajo, harina, aceite para freír.

Mezclar los ingredientes en un recipiente hondo, los ajos los machacamos un poco antes de añadirlos. Cortar el cazón en dados de 2×2 cm, aproximadamente e introducirlos en el adobo y dejarlo macerando en frió, al menos, 6 horas para que coja bien el aliño. Sacarlo de la nevera, escurrir bien el pescado, pasarlo por harina y freírlos a fuego vivo. Servir caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *