Potaje de garbanzos con tropiezos

El garbanzo es un ingrediente importante de la dieta mediterránea. Los garbanzos pueden comerse cocidos, tostados, fritos e incluso en forma de harina. El potaje es un plato a base de verduras y legumbres, consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa.

300 gr de garbanzos, 200 gr de tocino, 1 trozo de morcillo, 1 chorizo de guisar, 50 gr de manteca de cerdo, 1 cucharada de harina, sal, perejil, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 1 zanahoria, 1 hoja de laurel, 1 cucharada de pimentón dulce.

Poner los garbanzos a remojar al menos 12 h antes.  Pelar y trocear la cebolla, la zanahoria y los ajos. Ponerlos en una cacerola a pochar con aceite. Añadirles el tocino y la carne, sazonarlo y seguir rehogandolos. A continuacion añadir los garbanzos, el chorizo y el laurel.

Recubrirlos de agua y dejarlos a fuego moderado hasta que los garbanzos estén tiernos. En una sarten, fundimos la manteca y le añadimos el pimentón y la harina. Mezclamos bien y se lo agregamos al guiso. Corregir de sal y servir caliente El chorizo, la carne y el tocino los podemos trocear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *